Desde que somos pequeños nuestra familia, la escuela, la sociedad nos va poniendo etiquetas, nos va despojando de nuestra fuerza interna nata. A fulanito no se le da bien el tema de las matemáticas, eres muy inquieto, no eres bueno para esto, no serás nadie porque eres muy flojo y si sigo la lista se me hace interminable.

Estoy segura de que todo esto te suena, lo has escuchado muchas veces. Deberíamos ser más cuidadosos con las cosas que decimos y la manera como lo decimos pues te marca para toda tu vida y vas creando un mundo de miedos.

No necesitamos ser perfectos y mucho menos iguales a los demás. Qué bueno que la diversidad de las cosas y personas existe, esto hace la vida más interesante.

La autoestima no es más la opinión que tengas sobre tu persona, el valor que te das, la confianza que tengas sobre ti mismo, todo esto es importante porque de ahí dependerá tu bienestar y estabilidad emocional.

Cuando no te sientes feliz con tu forma de ser, puede ser un buen indicativo de que tu autoestima probablemente este baja. Tal vez sea consecuencia de que tengas muy arraigadas creencias negativas sobre tu persona; porque al no estar seguro de ti, pierdes tu propia identidad.

Te invito a como identificar tu nivel de autoestima, con sólo 3 pasos.

1- Cita con tu voz interior

Somos expertos en evaluarles la vida a los demás, como están, que deben hacer, como se sienten. Pero siempre olvidamos a la primera persona que somos nosotros.

Imagina cuando vas al médico y le cuentas tus males, el médico va tomando nota de todo lo que le vas diciendo en un tu historia médica. Pues te invito a que te hagas un examen con tu voz interior y pregúntate: ¿Soy realmente feliz?, ¿Me agrado como persona?, ¿Estoy satisfecho con el cuerpo que tengo?

Si tus respuestas son negativas, pues te digo que tu nivel de autoestima está bajo. Esto se debe a tu manera de pensar sobre ti mismo, de esa idea que te has creado de lo que deberías ser, de la autocrítica, la forma como te tratas y las cosas negativas que te dices.

En caso de tener la autoestima baja, no te preocupes con dedicación y atención puedes mejorarla. Si por el contrario está fortalecida, felicidades y sigue adelante.

2- Hazte consciente de lo que te dices

Te invito a que tengas un cuaderno a la mano y comiences a escribir diariamente sobre esos pensamientos negativos que te dices y los anotes.

Cuando escuches venir de tu interior no más que insultos, quejas, críticas, desacuerdos date un espacio para detenerte y en voz amable y tranquila, sustituye el lenguaje por pensamientos positivos. Por ejemplo: me acepto como soy, me amo, soy feliz con mi persona, hasta que lo hagas un hábito.

Esfuérzate cada día por lo que quieres, ve por eso y no te distraigas con otras cosas durante tu camino. Ten siempre presente cuál es tu objetivo hasta alcanzarlo y durante el proceso disfruta del mismo hasta lograrlo. Y considera mejorar tu autoestima parte de tus intereses.

3- Identifica los patrones que te hacen tener tu autoestima no sea la más optima

Trata de recordar el origen de esos calificativos negativos hacia ti mismo. Por ejemplo si te maltratas por tu peso, verifica de donde viene esa creencia y mira cómo te sientes mal cuando te hablan o dicen algo sobre el tema. Puede venir de la escuela cuando eras pequeño te decían gordo o eras rellenito y se burlaban de ti.

Mi autoestima depende de mí, de cómo me siento conmigo mismo, solo yo permito que me afecte lo que otros dicen. Yo elegí tener una óptima autoestima y ¿tú? ¿Cómo está tu autoestima? Depende de ti alcanzar el nivel que deseas. Recuerda, ¡Tú ya puedes lograrlo!