Los deseos siempre están presentes en nuestro día a día. El desear, a partir del sentimiento más puro que tengamos, es la mejor manera de hacer que las cosas sucedan. Todos los días tenemos alguna expectativa con la vida, y aunque cumplamos nuestras rutinas, siempre esperamos lo mejor para poder sentirnos en equilibrio con el universo. No se trata de alguna necesidad física, se trata de un sueño, algo agradable que deseamos que nos suceda. De esta manera es que surgen los momentos; y es mejor cuando nos proponemos a alcanzarlos.

Hace pocos días tuve la oportunidad de reunirme en Amsterdam (Holanda) con Jason Silva, famoso conductor del programa de National Geographic “Juegos Mentales”. Este joven venezolano, nacido en Caracas, es filósofo, futurólogo y prolífico documentalista, en la actualidad destaca como uno de los latinos más reconocidos en más de 100 países donde se transmite el exitoso programa. Siempre había tenido la expectativa de conversar con él, y aprovechando la buena ocasión que me brindó el Universo, así lo hice y quiero compartir mi vivencia con los lectores..
Como es sabido, la situación política, social y económica de Venezuela, es complicada actualmente. Por ello decidí hacerle unas preguntas a Jason, para conocer la opinión de un futurólogo y cuál es su actitud ante esta crisis. Una de las interrogantes fue, ¿qué debemos cambiar los venezolanos: los actores políticos, nuestro comportamiento o la actitud ante la vida?. A lo que él respondió que “…pensar exponencialmente es lo que yo le diría a la mayoría de los venezolanos”. Esta es una forma de emprender en nuevos negocios, debido a que una “crisis es una oportunidad única para salir adelante, y muchas veces la crisis es lo necesario para agitarnos a transformar nuestra situación”. Gracias a estas palabras, aparte de sentirme contenta por sus respuestas, me di cuenta, y siempre lo digo, que quizás exista un problema y como seres humanos nos sentiremos mal, frustrados, tristes o con cualquier otro sentimiento, pero la respuesta inmediata a estas sensaciones debe ser actuar y no pensar en lo malo o lo que no tengo, a causa de esta crisis o situación complicada en mi vida. Más allá de los tintes políticos, existe una vida que debemos vivir. Y aunque debamos recorrer un camino de espinas, al final se encuentra una rosa colorida que nos espera para disfrutarla al máximo.

Por otro lado, le pregunté a Jason: si te eligieran presidente de Venezuela, ¿cuál sería tu primera decisión?. Sorprendido, él respondió: “lo primero que haría es que yo contrataría para mi gabinete la gente más experta y profesional en su categoría, a nivel mundial (…) sería el primero en decir que yo no sé todo”. De este modo, vemos que podemos aceptar ser ignorantes en algunos temas y que con ayuda externa, es posible lograr mejorías para un grupo en general; siempre y cuando trabajemos con la mejor disposición y armonía con el mundo y los sentimientos.

Es un hecho la situación actual del país, pero también es una realidad que somos capaces de mucho. Debemos encontrar nuestras virtudes, y trabajar desde ellas con la mayor alegría y destreza. Buscar en qué soy bueno para ofrecerle a la gente que me rodea y al mundo. Desechar el resentimiento y ponerle candado a las preocupaciones y tristezas que no me sirven de ayuda. De esta manera, soy capaz de conectarme con la abundancia y obtener un resultado más placentero a mi modo de vida.

¡Tú ya puedes lograrlo!

Léelo también en el Periódico Sol de Margarita