Inicié la búsqueda de mi desarrollo personal, de quererme sentir cada día mejor, de encontrar mi luz que estaba perdida, aunque siempre estuvo ahí, con el tiempo se puso opaca y las herramientas las buscaba en mi mundo exterior.

En un momento perdí mi horizonte y gracias a esa oscuridad, supe pedir ayuda por la cual entré en un proceso de Coaching en donde me hablaron de   PSYCH-K®  y como siempre digo, las cosas llegan a ti no por casualidad sino por una causalidad, pero en ese entonces no sabía que era.

Por estar en esa búsqueda constante y querer seguir creciendo desde adentro y no desde afuera, acepté la idea y me dije ¿por qué no? Decidí estudiarlo y aquí te presento algunos aspectos que me impulsaron a hacerlo:

1- Primero que nada siempre pienso que si queremos ayudar a otras personas debemos empezar por nosotros primero. Mi idea estaba clara que tenía que empezar el cambio en mí. No podemos pretender ayudar a los demás si nuestro mundo interior no está bien.

2- PSYCH-K® es una poderosa herramienta para cambiar creencias a nivel subconsciente. Nuestro consciente ocupa aproximadamente un 5% en comparación al 95% restante que no tenemos presente. Además es una herramienta que yo misma puedo aplicarme para cambiar todas esas creencias limitantes.
3- Es una herramienta rápida, divertida y a su vez efectiva. Los resultados los veo muy rápido, aunque depende de la creencia y emoción se puede necesitar  de otros balances. Estaba como una niña con juguete nuevo, qué más podía pedir yo.
4- Como era víctima de mis propias creencias ya bien sean propias o adquiridas durante mi infancia, me di cuenta que con PSYCH-K®  tenía acceso directo a mi mente subconsciente. Allí puedo transformar mis creencias limitantes que no me permiten alcanzar mis metas y por ende no sacar a relucir la mejor versión de mi.
5- Con PSYCH-K® puedo transformar también aquellas emociones como eliminar miedos, decirle adiós a mis tristezas y creer más en mí misma. Cuando me di cuenta de todos los beneficios que me brindaba la herramienta, además de tener la opción de poder ayudar a otros, se fortaleció mi pasión por el tema.
6- Lo más bonito de PSYCH-K® es que no tienes que saber mucho sobre el pasado del otro, sólo ubicar la creencia que te impide seguir adelante o la emoción que te frena a tomar algunos pasos en tu vida, sin la necesidad de hurgar tanto hacia atrás. Y una vez identificada la creencia o la emoción preguntarte como te gustaría sentirte o ser hoy en día.
Estoy dispuesta a ayudar a las personas que como yo seguramente han tenido problemas en algún momento de su vida o no están contentos con lo que hoy hacen o no se aceptan como son.

 

Espero que con la ayuda de mis balances con PSYCH-K®  pueda hacerles ver que por tener un problema o estar pasando por un mal momento no es el fin del mundo, que para todo hay una solución y que hay muchos motivos para seguir adelante.

Para hacer un cambio en la vida siempre tiene que venir desde la persona misma, por lo que tienes que ir hacia la herramienta. Yo no puedo pretender que José deje de fumar si no me ha pedido ayuda, el cambio tiene que venir y nacer de ti.

Siempre se puede, no importa las veces que caigas, lo más importante es que TÚ YA PUEDES LOGRARLO.